Buscador
Pedir cita
96 3521441 | 96 3743079
Clínica Serrano

DERMATOLOGÍA > LESIONES VASCULARES

VARÍCULAS | ANGIOMAS | CUPEROSIS | PUNTOS RUBÍ

ANGIOMAS

 

¿Qué es un angioma?

Piel sana.

Piel sana.

Un angioma es una lesión superficial de color rojizo que también se conoce como hemangioma. El angioma está formado por pequeños vasos sanguíneos agrupados en una especie de corporación. Pueden aparecer en cualquier zona de la superficie de la piel, en la boca, nariz, vagina o ano y más raramente pueden afectar a otras partes del cuerpo.

Su tamaño puede variar desde pequeño hasta lesiones que cubren toda la pierna o el brazo. Los angiomas pueden aparecer hasta en un 8% de los niños durante el primer año de vida, pero solamente en un 1% cuando cumplen el segundo año. Como la mayor parte de los angiomas desaparecen espontáneamente, suelen ser raros en los adultos.

 

Causas del angioma

Se desconoce la causa exacta que origina los angiomas. Suele argumentarse que se debe a un defecto, probablemente hereditario, de los vasos sanguíneos, que no se desarrollan normalmente. Los angiomas, sin embargo, no son hereditarios.

Subir

Tipos de angimoas

  1. Los hemangiomas (llamados angioma fresa o tuberoso y angioma cavernoso).
  2. Las malformaciones vasculares, que incluyen el nevus flameus o mancha salmón y la mancha en vino de Oporto. Los hemangiomas son tumores relativamente frecuentes en la infancia. Pueden localizarse en cualquier zona del cuerpo, aunque las zonas más frecuentes son los ojos, nariz, boca, genitales y ano. Pueden aparecer en el nacimiento o en las primeras semanas de vida. Si el hemangioma se presenta en la forma superficial -la más frecuente- se conoce como angioma fresa o tubero. Si se presenta en la forma profunda, se conoce como angioma cavernoso. 
  3. Los angioma fresa están más elevados que la piel que los rodea, que suele ser blanda. Suelen medir entre 2 y 5 cm de diámetro, aunque a veces pueden ser más grandes. Durante los primeros meses de vida del bebé pueden crecer lentamente. Tras este período de crecimiento se sucede otro de estabilización y posteriormente se produce una regresión espontánea. Esta regresión suele ser bastante lenta. Después de la regresión la lesión apenas se nota.

 

Angioma.

Angioma.

La regresión de los angiomas se da, aproximadamente, en un 50% a la edad de cinco años, y en un 70% a los siete años.

  • El angioma cavernoso es el más profundo. Los vasos que lo conforman están integrados en una especie de corporación bajo la piel y confieren al angioma un aspecto azulado. Sus márgenes están indefinidos. Los angiomas cavernosos pueden variar mucho de tamaño, pero en general no superan los 6 cm. La piel que cubre el angioma puede tener un aspecto blanquecino y blando. El angioma cavernoso también tiene un período de crecimiento, uno de estabilización y otro de regresión, pero la regresión, en este caso, puede suponer un problema dermoestético hasta el punto de plantear la posibilidad de la incorporación de un tratamiento quirúrgico al proceso.

 

  • La mancha en vino de Oporto: Esta malformación vascular es poco habitual. Suele ser de color rojo o rojo azulado. Normalmente aparece en la cara y el cuello, aunque en ocasiones se da en la boca, la nariz, las piernas y los brazos. Su tamaño es muy variable y puede llegar a cubrir toda la cara o parte del cuerpo. El nevus en vino de Oporto generalmente es liso y no destaca de la piel que lo rodea. Sin embargo, con el tiempo puede aumentar de volumen e incluso aparecer nódulos. La mayoría de estos casos se localizan en el cuello y el cuero cabelludo, pero cuando aparecen en la cara pueden suponer un grave problema dermoestético. El uso de técnicas láser en el tratamiento de estas lesiones ha mejorado mucho su tratamiento.

 

  • El nevus flameus o mancha salmón es una lesión vascular de aspecto sonrosado. Suele presentarse como pequeños vasos finos en la superficie, generalmente en la frente, la nariz y la región occipital de niños recién nacidos. Las lesiones de la cara siempre desaparecen. Sin embargo las lesiones localizadas en la zona occipital perduran en la edad adulta.

Subir

Tratamiento angiomas

En general la mayoría de los angiomas desaparecen sin necesidad de tratamiento. En cualquier caso, cuando un niño nace con un angioma debe ser consultado por un médico dermatólogo para que valore la necesidad de aplicar un tratamiento.

Si el angioma no requiere de tratamiento, debe hacerse una importante labor de vigilancia para detectar cualquier cambio. Estos cambios pueden ser: infección, sangrado o crecimiento repentino. En casos de urgencia se debe aplicar unas gasas, presionar moderadamente sobre el angioma y acudir al médico.

Los estudios más recientes sobre los angiomas fresa y cavernosos recomiendan evitar el tratamiento al menos durante cuatro años, ya que pasado ese período suele darse una regresión espontánea. Además, la incorporación al proceso de cualquier tratamiento puede llegar a causar una marca o cicatriz.

La cortisona puede ayudar en casos en los que los angiomas se desarrollen velozmente. De cualquier modo, el láser está obteniendo resultados positivos.

Subir

Diagnóstico y tratamiento de los angiomas en Valencia

Dr. Gabriel Serrano Sanmiguel





    Pedir Cita

    E-mail (requerido)

    Teléfono

    Su mensaje