Buscador
Pedir cita
96 3521441 | 96 3743079

Cirugía Estética

CIRUGÍA PLÁSTICA ESTÉTICA

Cirugía estética

Dr. Gabriel Serrano Sanmiguel

Nuestra clínica cuenta con un equipo médico de dermatólogos, cirujanos dermatológicos y cirujanos plásticos que permite llevar a cabo desde las técnicas quirúrgicas más sencillas como la extirpación de quistes, nevus y tumores hasta las más complejas de cirugía plástica como las blefaroplastias, la liposucción, los liftings y las correcciones de mamas, nariz y cuello.

En esta sección, dedicada a la cirugía plástica y estética, nos dedicaremos en exclusiva a los procedimientos más complejos: liftings, rinoplastias, blefaroplastias, cervicoplastias, cirugía mamaria, liposucciones y microinjertos con los que repoblar el cuero cabelludo.

 

CIRUGÍA PLÁSTICA FACIAL

- Lifting

El lifting es un tratamiento quirúrgico destinado a la eliminación de arrugas y a la recolocación de aquellas zonas en las que la piel se ha ido descolgando con el paso del tiempo. El tratamiento tiene lugar a través de unas incisiones mínimas con el objetivo de reducir no sólo el número de cicatrices residuales, sino también la posibilidad de que sean apreciables. Una vez realizadas las incisiones, el cirujano separa la piel del tejido subyacente y la recoloca en su lugar, estirándola. Es en esta parte del proceso en la que el cirujano debe ser especialmente cuidadoso y saber cuánto puede estirar la piel para que no se note que se ha realizado el tratamiento. Cuando el estiramiento haya concluido se cortará el excedente de piel y se suturarán las incisiones. Finalmente, se aplican unas vendas elásticas de compresión para mantener la zona inmovilizada y evitar cualquier tipo de complicación.

- Cirugía de nariz o rinoplastia

La rinoplastia es la cirugía que repara o mejora la nariz. Normalmente se realiza en el interior de la nariz para modificar el tabique nasal y mejorar el paso del aire y la respiración, o bien en el exterior para mejorar su aspecto. Ambas operaciones se pueden combinar.

Con la rinoplastia se puede aumentar o reducir el tamaño de la nariz, modificar el ángulo del puente, corregir el tabique nasal, o estrechar la apertura de los orificios nasales. Si se trata de una rinoplastia abierta, el cirujano separa la piel del hueso y del cartílago para trabajar sobre los huesos y los cartílagos y quedará una cicatriz mínima. Si, por el contrario, la cirugía es cerrada, el cirujano trabajará sobre los huesos de la nariz a través de las fosas nasales. En este caso no quedará ninguna cicatriz.

Se realiza bajo anestesia general o local y debe realizarse en un quirófano.

- Blefaroplastia

La blefaroplastia es una cirugía, funcional o cosmética, que persigue remodelar el párpado eliminando o recolocando el exceso de tejido y reforzando los músculos y tendones de la zona. La blefaroplastia del párpado superior se realiza normalmente para mejorar la visión periférica. Mientras que la operación en el párpado inferior casi siempre se lleva a cabo por razones cosméticas como, por ejemplo, mejorar las bolsas de los párpados o reducir el arrugamiento de la piel. La blefaroplastia es una cirugía ambulatoria (también conocida como cirugía de día) ya que no es necesario que el paciente permanezca hospitalizado y su recuperación es rápida.

- Cirugía de cuello o cervicoplastia

La cervicoplastia es la cirugía que pretende mejorar la zona de la mandíbula, el cuello y el ángulo cérvico mandibular. De manera habitual, esta intervención soluciona los siguientes problemas:

  • Acumulación de grasa en el cuello o papada.
  • Hipertrofia y caída del tejido fibroso del mentón.
  • Hipomentonismo: hueso del mentón poco desarrollado.
  • Alteraciones musculares.

La intervención puede realizarse bajo anestesia local y sin internación. Y la cicatriz que resulte de la cirugía quedará oculta en la parte inferior del mentón o en el labio inferior, por lo que no será apreciable a la vista.

 

CIRUGÍA PLÁSTICA MAMARIA

En la cirugía plástica mamaria debe diferenciarse entre el aumento (mamoplastia de aumento), la reducción (mamoplastia de reducción) y la elevación de las mamas (pexia mamaria).

- Mamoplastia de aumento

Exceptuando la mamoplastia de aumento no existe tratamiento médico alguno que pueda conseguir un aumento definitivo del volumen de las mamas. En esta intervención, el cirujano coloca una prótesis mamaria por debajo de la glándula existente. Para introducir la prótesis se realizan diversas incisiones, habitualmente pequeñas, en la axila, la areola o el surco submamario.

La prótesis que se implanta es una bolsa de silicona de tacto blando que puede contener diversos materiales como, por ejemplo, suero salino. La intervención se realiza generalmente bajo anestesia general siendo necesaria una noche de hospitalización. El tipo de vendaje variará según las preferencias de cada cirujano. Se le puede recomendar realizar masajes desde el postoperatorio temprano para evitar la retracción de la cápsula que el cuerpo forma alrededor de la prótesis.

Con todo, la complicación más frecuente del aumento de mamas es la retracción o contractura capsular que afecta en diversos grados a alrededor del 10% de las pacientes. El cuerpo envuelve la prótesis con una cápsula de tejido conjuntivo y, si bien en la mayoría de las pacientes esta cápsula se mantiene amplia y de paredes delgadas, en algunas pacientes la cápsula se engruesa y retrae, dando lugar a una sensación de firmeza y dureza poco natural del pecho. El tratamiento de esta complicación requiere, en ocasiones, una nueva intervención quirúrgica. Otras complicaciones locales (hematomas, infección…) suelen tener una incidencia extremadamente baja.

- Mamoplastia de reducción

Su propósito es la reducción y moldeado de las mamas. Durante la intervención, el cirujano reseca la piel, la glándula y la grasa excesivas, sitúa la areola en su posición correcta y remodela la mama remanente.

Si bien hay gran número de técnicas quirúrgicas para lograr este fin, en la mayor parte de ellas se requieren incisiones alrededor de la areola, verticales, horizontales u oblicuas en el surco submamario. Naturalmente, todas las suturas se realizan con la mayor meticulosidad para obtener cicatrices lo más finas y cortas posibles pero, con todo, debe ser consciente de que tendrá cicatrices postoperatorias visibles. Con el tiempo estas cicatrices suelen reducir notablemente su visibilidad, aunque en algunas pacientes puede ser conveniente realizar un retoque a partir de los seis meses de la intervención.

La intervención se realiza habitualmente bajo anestesia general, con una o dos noches de hospitalización. Después de la intervención se acostumbra a colocar algún tipo de vendaje que varía según las preferencias de cada cirujano, quien también le recomendará el uso de algún sujetador en el postoperatorio.

La operación conlleva el riesgo de una posible reducción o pérdida de sensibilidad de una o ambas areolas, que habitualmente se recupera con el transcurso del tiempo.

Asimismo, puede comprometer futuras lactancias. Las necrosis grasas, dehiscencias de la cicatriz e intolerancia a los puntos internos ocurren ocasionalmente. Aunque suelen curarse al cabo de algunas semanas sin dejar más secuela que una cicatriz algo más aparente de lo habitual que convendrá retocar al cabo de algunos meses. La pérdida parcial o total de areola o pezón es excepcional.

- Pexia mamaria

Una intervención similar a la de reducción mamaria se lleva a cabo en aquellos casos en que la mama, sin ser excesivamente grande, ha sufrido una importante caída. Sin embargo, en estos casos la resección de tejidos es mínima, ya que se aprovecha -a veces con la ayuda de una prótesis- para darle a la mama el volumen y la proyección adecuadas.

Las cicatrices son similares a las de la mamoplastia de reducción, pero en general más cortas. La menor resección de tejidos redunda en una incidencia aún menor de complicaciones postoperatorias. Cuando se introduce una prótesis mamaria se aplican las mismas consideraciones que en la mamoplastia de aumento.

(La información ofrecida sobre cirugía estética se ajusta a las recomendaciones de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética recogidas en su guía “Cirugía Estética. Información General”)

CIRUGÍA PLÁSTICA CORPORAL

- Liposucción

La liposucción o lipoaspiración es un tipo de cirugía estética que elimina las acumulaciones de grasa para mejorar el aspecto físico y perfilar la figura corporal. Hay varias técnicas de liposucción: con jeringa, ultrasonidos, fibroliposucción o con la ayuda del láser.

La liposucción suele emplearse para perfilar las zonas de debajo del mentón, el cuello, los pómulos, la parte superior de los brazos, los senos, el abdomen, los glúteos, las caderas, los muslos, las pantorrillas y los tobillos.

Es un procedimiento quirúrgico complicado y puede conllevar una recuperación dolorosa. Por lo que se recomienda meditar profundamente antes de tomar una decisión.

cirugia estetica valencia

TRANSPLANTE DE PELO

El trasplante de pelo es una técnica que consiste en la implantación, mediante microscopio y microinstrumental, del propio cabello desde una zona sana a una zona alopécica. La zona donante es la parte posterior de la cabeza ya que estos cabellos son genéticamente diferentes a los de otras zonas del cuerpo y resisten sin pérdidas a las diferentes causas de la alopecia dado que están programados genéticamente para crecer durante toda la vida.

 

 

Más info…

 

La cirugía estética es aquella orientada a mejorar el aspecto físico de nuestro cuerpo y corregir, de manera alternativa, problemas funcionales frutos de accidentes.

En la Clínica Dr. Serrano hemos dividido la sección de cirugía estética en cuatro secciones según la zona del cuerpo a la que se dirija. Así, en primer lugar, encontrará los tratamientos faciales: las rinoplastias, las blefaroplastias, las cervicoplastias y los liftings, dirigidos respectivamente a corregir la estructura de la nariz y las orejas y a tensar la piel del cuello y el rostro. En segundo lugar, se hallan los tratamientos de cirugía estética mamaria para el aumento, la reducción o la elevación de los pechos. El tercer lugar lo ocupa la cirugía de contorno corporal, es decir, las liposucciones, encargadas de eliminar la grasa acumulada en zonas del vientre y las caderas y combatir de manera activa la celulitis. Y, finalmente, los microinjertos o trasplantes de pelo solucionan los problemas de alopecia, muchas veces heredados genéticamente.

Como verá, tenemos una oferta completa de servicios de cirugía estética.

 

Cirugía estética en Valencia

 

Los tratamientos de cirugía estética requieren, todos ellos, anestesia general para poder llevarlos a cabo. Comprenderá, por tanto, la importancia de ponerse en buenas manos y saber elegir bien a los profesionales que realizarán la operación.

Nuestra clínica de cirugía estética en Valencia, la Clínica Dr. Serrano, es una de las mejores en su ámbito. Nuestro director, el Dr. Gabriel Serrano, es el fundador de los prestigiosos Laboratorios Sesderma y ha defendido siempre que el mejor médico para encargarse del cuidado de la piel es, sin duda alguna, un dermatólogo. Es por eso que ha dedicado toda su carrera a formarse y especializarse como tal, llegando al punto de crear sus propias fórmulas en función de las características de la piel de cada cliente y sus necesidades. Asimismo, nuestro elenco de profesionales –médicos especialistas en dermatología, cirujanos plásticos y médicos estéticos– ha sido cuidadosamente seleccionado con el fin de dar a nuestros pacientes el mejor trato y los mejores servicios de mano de aquellos especialistas con mayor formación y experiencia.

 

Cientos de clientes ya han confiado en nosotros y han quedado satisfechos con nuestros resultados. No en vano la nuestra es una de las clínicas de cirugía estética más prestigiosas de Valencia.

Cirugía estética en Valencia. Clínica Serrano





    Pedir Cita

    E-mail (requerido)

    Teléfono

    Su mensaje