Buscador
Pedir cita
96 3521441 | 96 3743079
Clínica Serrano

DERMATOLOGÍA > LESIONES VASCULARES

VARÍCULAS | ANGIOMAS | CUPEROSIS | PUNTOS RUBÍ

CUPEROSIS

¿Qué es la cuperosis?

Piel sana.

Piel sana.

La cuperosis es una alteración de los capilares en la que éstos se dilatan continuamente. Debido a esta dilatación, se hacen más visibles de lo habitual y acaban enrojeciendo la zona donde están situados. Los capilares adquieren el aspecto de unos hilillos rojos en forma de rama de árbol. A esto los expertos lo llaman cuperosis o telangiectasias. Es un trastorno de origen genético y hereditario aunque hay determinados factores que favorecen la vasodilatación de los capilares de la cara.
Lo normal es que la cuperosis se manifieste en la cara, pero también puede aparecer en otras partes del cuerpo como el cuello y el pecho.

 

 

Síntomas de la cuperosis

  • Enrojecimiento: Es más frecuente en el rostro. En un primer momento el enrojecimiento puede aparecer y desaparecer, pero con el tiempo puede llegar a ser permanente.
  • Sequedad y sensibilidad de la piel.

 

Factores

Generalmente son aquellos factores que favorecen la vasodilatación:

  •  El alcohol.
  •  El estrés: al aumentar el ritmo cardíaco también lo hace la dilatación de los vasos.
  •  El cambio súbito de estado de ánimo. Las emociones intensas también provocan un enrojecimiento de la cara.
  •  Los alimentos y bebidas calientes o picantes. Aumentan la temperatura corporal y dilatan los vasos.
  •  Los cambios bruscos de temperatura.
  •  El vapor y otros tratamientos que usan calor, así como la exposición al sol.
  •  Los desarreglos hormonales y el embarazo.
  • Otros factores como la hipertensión, diabetes y otras dolencias.

Subir

¿A quién puede afectar la cuperosis?

La cuperosis afecta en general a las personas que tienen la piel clara y delicadaAfecta más a mujeres que a hombres. En las personas que tienen predisposición genética a padecerla, normalmente se manifiesta de los 20 a los 50 años. Si bien al principio se trata de un inconveniente dermoestético, con el tiempo puede degenerar en una rosácea, generalmente hacia los 30-40 años. Esto obliga a la incorporación de medidas en cuanto se detecta la cuperosis.

Se recomienda evitar los factores que agravan la dolencia, como los entornos cálidos o excesivamente fríos. Debe vigilarse el uso de radiadores, estufas, etc. También debe evitarse la comida excesivamente picante y la exposición prolongada al sol. Es recomendable usar cremas protectoras del sol. Aplicar cremas hidratantes aliviará la sensación de sequedad de la piel. También es aconsejable utilizar productos que estimulen la circulación sanguínea. Debe evitarse aquellos productos que contengan ácidos, con fragancias y aceites esenciales. Es preferible el maquillaje mineral.

Pero cuando los capilares se hacen más visibles y esto ocurre con mayor frecuencia, es momento de valorar un posible tratamiento. En la Clínica Dr. Serrano le atenderemos gustosamente. Hay que recalcar, no obstante, que su componente genético causa recidivas.

 

Tratamientos de la cuperosis

  • Láser: Es la mejor opción para la cuperosis y los vasos dilatados en el rostro. El láser coagula los capilares dilatados y, aunque generalmente los pacientes lo toleran bien, puede provocar pequeñas inflamaciones que desaparecen a los pocos días de la sesión. Entre los láseres más utilizados para tratar la cuperosis destacan los láseres pulsados y los sistemas de luz pulsada intensa que se basan en la generación de una fuente de luz policromática de alta intensidad. Estos tratamientos pueden requerir varias sesiones. Los aparatos utilizados son Diolite 532 y láser vascular N-Yag 532 y 1064 Light C.
  • Cremas: Algunos productos cosméticos consiguen calmar la piel y fortalecer las paredes de los capilares. Especialmente recomendables son los que contienen vitamina K.
  • Hierbas: La manzanilla, lavanda, melisa, aloe y otras hierbas calman la piel y reducen la hinchazón. Se pueden aplicar en compresas, cremas, aceite, bebidas, etc.
  • Electrocirugía: Consiste en la desecación de los vasos afectados mediante un bisturí eléctrico y una aguja. Este método está en desuso porque puede provocar quemaduras y cicatrices en la piel, con el consiguiente menoscabo dermoestético.
  • Escleroterapia: Consiste en inyectar una sustancia en el interior del vaso que genera la fibrosis del tejido de la vena. También está en desuso porque puede causar necrosis de la piel adyacente.

Subir

Diagnóstico y tratamiento de la cuperosis en Valencia

Dr. Gabriel Serrano Sanmiguel





    Pedir Cita

    E-mail (requerido)

    Teléfono

    Su mensaje