Buscador
Pedir cita
96 3521441 | 96 3743079
Clínica Serrano

PROCEDIMIENTOS MÉDICOS > BLEFAROPLASTIA

BLEFAROPLASTIA

La cirugía de los párpados, técnicamente conocida como blefaroplastia, es un procedimiento para extraer la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores, generalmente a causa de la edad o por causas congénitas o asociadas a enfermedades renales o cardíacas. Esta técnica permite corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que hacen que parezcamos mayores y más cansados de lo que somos y que, en algunos casos, pueden interferir con la visión. Sin embargo, la blefaroplastia no elimina las “patas de gallo” u otras arrugas ni la caída de las cejas.

Ventajas de la blefaroplastia

Es la cirugía estética palpebral más común y una de las intervenciones estéticas faciales más agradecidas (la satisfacción del paciente es grande y las complicaciones son excepcionales).

Indicaciones

Indicado para aquellas personas que buscan una mejoría en el aspecto estético de sus párpados en cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Adultos que no están contentos con el aspecto de su mirada y desean mejorar su apariencia física
  • Personas con exceso de piel en el párpado superior, hasta el punto de perder el pliegue natural de los párpados
  • Personas con exceso de grasa en el párpado inferior y sobre todo si esa grasa se sitúa en la zona más cercana a la nariz
  • Personas con bolsas y arrugas en el párpado inferior o superior que le dan un aspecto de cansado aún recién levantado
  • Personas que quieren mejorar su aspecto físico aunque ya se hayan realizado una blefaroplastia anteriormente

 

Contraindicaciones

Se recomienda no realizar este tratamiento a pacientes:

  • con infección activa
  • embarazadas y en periodo de lactancia
  • con mala cicatrización / coagulación (diabéticos, hemofílicos,…)

No recomendado en pacientes psicológicamente inestables. En caso de enfermedad mental, se recomienda esperar a su estabilización con tratamiento o a su resolución.

Subir

Riesgos de la blefaroplastia

A pesar de tratarse de una técnica segura, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones (infrecuentes y de poca importancia) y riesgos asociados (como la infección o las reacciones anestésicas). Las complicaciones menores que pueden aparecer tras una blefaroplastia incluyen la visión doble o borrosa durante unos días, edema temporal de los párpados y asimetrías leves en la cicatrización. Tras la cirugía puede aparecer dificultad para cerrar completamente los párpados durante el sueño; solo en raros casos esta complicación será permanente.

Existen algunas condiciones médicas que pueden hacer que existan más riegos al realizarse una blefaroplastia, como son los problemas de tiroides, la falta de lágrimas suficientes, la presión arterial alta, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. El glaucoma y el desprendimiento de retina también pueden suponer un riesgo; en determinados casos, puede ser necesaria una revisión oftalmológica previa a la blefaroplastia.

La técnica

La cirugía se realiza en un quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente, no es necesario permanecer en la clínica más que unas horas tras la cirugía. Suele realizarse bajo anestesia local con sedación, aunque no es descartable la anestesia general para algunos casos.

La intervención suele durar entre una y 3 horas, o más cuando se asocia a otras intervenciones. Si se van a realizar los cuatro párpados, generalmente se empieza por los superiores. Las microincisiones no son visibles desde el primer día de la cirugía (con el ojo abierto) ya que se realizan en el pliegue natural del párpado en los superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores. A través de estas incisiones se separa la piel de la grasa y músculo subyacentes, extirpando el exceso de grasa y, en ocasiones, el exceso de piel y músculo.

• Dr. Gabriel Serrano Sanmiguel

Subir





    Pedir Cita

    E-mail (requerido)

    Teléfono

    Su mensaje