Buscador
Pedir cita
96 3521441 | 96 3743079
Clínica Serrano

PROCEDIMIENTOS MÉDICOS > FOTODEPILACIÓN

FOTODEPILACIÓN

Es una técnica para eliminar el vello a través de la aplicación de luz, ya sea intensa (IPL) o láser, sobre la piel. Durante este proceso, se elimina de forma selectiva el folículo piloso ya que la melanina presente (pigmento que da color al vello) absorbe la radiación luminosa y se calienta, destruyendo/debilitando el folículo piloso y haciendo improbable su reaparición.

Ventajas de la fotodepilación

La fotodepilación es una técnica que ofrece muchas ventajas por su comodidad en comparación con sistemas convencionales. Es un tratamiento sencillo, rápido, seguro y efectivo. No suele ser doloroso.

  • Apto para ambos sexos y a cualquier edad.
  • Aporta resultados de duración muy prolongada (incluso permanente).
  • Se puede aplicar en casi cualquier zona del cuerpo: cara, cuello, pecho, axilas, brazos, piernas, abdomen, espalda, glúteos, manos, pies, etc.
  • No daña la piel ni afecta a glándulas sebáceas ni sudoríparas.

 

Indicaciones

  • liminación del vello por estética
  • Pseudofoliculitis / Foliculitis en fase no inflamatoria
  • Problemas de exceso de vello, bien de tipo hormonal en zonas no comunes en la mujer típicamente masculinas como vientre, cara, pecho,… (hirsutismo), o por excesivo crecimiento no hormonal-dependiente en cualquier zona (hipertricosis)
  • Quiste pilonidal recidivante o antecedentes en pacientes con hipertricosis

 

Contraindicaciones

  • En casos de diabetes (riesgo de quemaduras), fiebre, presencia en la zona a tratar de herpes simple recidivante (salvo que se realice un tratamiento preventivo), dermatitis o infecciones o antecedentes de cáncer de piel.
  • Fotosensibilidad por enfermedad (epilepsia) o por fármacos.
  • Piel bronceada (dejar pasar un mes desde la última exposición o utilizar plataformas adecuadas, actualmente disponibles).
  • No recomendado en vello canoso o rubio (por la no efectividad del tratamiento, salvo que se combine con la aplicación de productos a base de melanina liposomada) ni en zona periocular (salvo con protección adecuada).
  • No recomendado en embarazo y lactancia (los cambios hormonales pueden hacer que el tratamiento sea poco efectivo) ni en pieles con fototipo IV o V (para algunos tipos de láser).
  • Lesiones pigmentadas que no se deseen tratar.
  • Alto riesgo de cicatriz queloide.
  • Pacientes inmunodeprimidos.

Subir

Riesgos de la fotodepilación

Los efectos secundarios más frecuentes que podemos encontrar son normalmente transitorios y sin gravedad:

  • Eritema transitorio (enrojecimiento de la zona)
  • Edema perifolicular (inflamación)
  • Dolor / ligero escozor durante el tratamiento (se soluciona con la aplicación de frío)
  • Aunque se podrían producir efectos secundarios raros que deberíamos tener en cuenta, como:
  • Foliculitis
  • Hiperpigmentación / Hipopigmentación
  • Costras
  • Púrpura
  • Erosiones
  • Cicatrices
  • Fotofobia
  • Aumento transitorio de la pilosidad
  • Edema palpebral

 

La técnica

Las técnicas de fotodepilación incluyen tanto la depilación láser como la depilación con luz pulsada. En ambos casos se utiliza un haz de luz con unas características especiales. El laser dispone de una única longitud de onda y el IPL dispone de diferentes longitudes de onda.

Existen varios tipos de láser, dependiendo de la longitud de onda en la que emiten, que actuarán mejor sobre un tipo de vello u otro:

  • Láser Rubí, con una longitud de onda de 695 nm, especialmente indicado para pieles claras (I-II) y vello negro
  • Láser Diodo, con una longitud de onda de 810 nm, se emplea para pieles oscuras (III-IV) y vello oscuro
  • Láser Alejandrita, con una longitud de onda de 755nm, se usa en vello oscuro y con un tono de piel medio (II-III)
  • Láser Neodimio-YAG, con una longitud de onda de 1064 nm, se puede usar en todo tipo de piel

La fotodepilación es una técnica muy popular gracias a su efectividad. Normalmente el pelo tratado se cae o se debilita a los pocos días, aunque habitualmente hay que repetir el tratamiento a las pocas semanas para tratar el vello que se encontraba en una fase de desarrollo desfavorable en la primera aplicación. No obstante, el resultado suele ser muy satisfactorio y sus efectos son duraderos durante meses e incluso años.

La efectividad del tratamiento depende en gran medida del color de la piel y del pelo, así como del grosor de éste, de la profundidad a la que se encuentre y de su etapa de desarrollo, de la edad, el sexo y la zona a depilar. Como regla general, es más eficaz en pacientes de piel clara y pelo oscuro y grueso. Las zonas más apropiadas son las ingles, las axilas y las piernas. En cuanto a los factores que no la benefician están el pelo fino y claro, la piel oscura y el área facial. Las zonas más complejas en el tratamiento son los lumbares, la zona superior de los brazos y las manos.

Dependiendo de las características específicas del paciente, es necesario adaptar determinados parámetros de esta tecnología como son longitud de onda, intensidad y duración.

Su uso está únicamente permitido por personal médico con un cualificación y experiencia adecuadas.

Número de sesiones necesarias

El tratamiento debe llevarse a cabo en varias sesiones separadas por intervalos de tiempo variables según la región a tratar. En un principio se realizan cada mes, pero el intervalo se irá aumentando según vaya desapareciendo el pelo y según las fases de crecimiento del pelo.

El número de sesiones depende fundamentalmente del color y del grosor del pelo. Pero hay que tener en cuenta que factores como la edad, el sexo, la situación hormonal, o la zona a tratar variaran el número de sesiones.

La media de sesiones total estaría entre 6 u 8 sesiones, excepto en zonas faciales que ronda las 10 sesiones de media dada su alta incidencia hormonal.

Tratamiento de fotodepilación en Valencia

• Dr. Gabriel Serrano Sanmiguel

Subir





    Pedir Cita

    E-mail (requerido)

    Teléfono

    Su mensaje