Tratamiento pitiriasis
Buscador
Pedir cita Valencia
96 3521441 | 96 3743079
Pedir cita Sevilla
95 5440211

Pitiriasis

PITIRIASIS

 

Síntomas de la pitiriasis

pitiriasis

Pitiriasis

La pitiriasis comienza con una placa grande rosada única en la piel del pecho o de la espalda. Dicha placa es escamosa y se le llama placa heráldica o madre. Se confunde con frecuencia con una infección por hongos. Una o dos semanas después de la aparición de esta placa, aparecen manchas rosadas más pequeñas sobre el tronco, y en menor grado sobre la piel de los brazos o piernas. Pueden aparecer lesiones en el cuello y más raramente en la cara. La distribución de estas manchas es en forma de ramas de abeto. La mitad de los pacientes tiene picor.

La erupción disminuye normalmente a las seis semanas de su máxima actividad, pero a veces dura mucho más tiempo. El ejercicio físico, el calor y las duchas calientes empeoran e incluso hacen reaparecer la erupción. En algunos casos, las manchas aparecen en dos o más oleadas con intervalos de varias semanas.

 

Causas de la pitiriasis

No se conoce la causa de la pitiriasis rosada, pero no está producida por hongos ni bacterias, y tampoco está causada por alimentos. Se cree que la enfermedad está producida por un virus, ya que es más común en adultos jóvenes, ocurre sólo una vez y en ocasiones produce síntomas internos. De cualquier forma, no existe riesgo de contagiar la enfermedad y no se requiere aislamiento.

Tratamiento pitiriasis

La enfermedad suele involucionar espontáneamente en varias semanas. En algunos casos se requiere tratamiento con rayos ultravioletas que se administran en cabinas especiales tres o cuatro veces por semana. Puede emplear también cremas y pastillas para acortar la duración de la enfermedad y disminuir el picor.

 

 

PITIRIASIS VERSICOLOR

 

Introducción

La pitiriasis versicolor es una enfermedad de la piel. Está causada por un microorganismo que normalmente vive en la piel y que se conoce con el nombre de malassezia furfur.
Se caracteriza por manchas de color variable (versicolor): pardo amarillentas, rosadas o blancas y de superficie ligeramente escamosa.
Los lugares a los que más afecta son la espalda, el pecho y los brazos, aunque en ocasiones también lo hace a la cara y el cuello. Las manchas, cuando se examinan con rayos ultravioletas, toman una coloración amarilla. Por ello, estas lámparas son útiles para el diagnóstico de la infección, así como para evaluar si un paciente que ha sido tratado está curado.

¿A quiénes afecta la pitiriasis?

La mayoría de las personas que contraen la infección son adolescentes y adultos jóvenes. La infección es muy rara en niños y ancianos, excepto en los climas tropicales donde se ve en todas las edades. Las personas de piel grasa son más susceptibles a la infección que las de piel seca. También son más susceptibles las embarazadas.

¿Quiénes contraen la infección?

Ciertas personas son más susceptibles a contraer esta infección. El hongo parece tener apetencia por determinados tipos de queratina, una proteína de la piel, de la cual se alimenta. Este hongo es un habitante normal de la piel. Habitualmente, la higiene normal elimina tanto el exceso de estos hongos como las células muertas de la piel.
Durante los meses de verano, especialmente si el calor y la humedad son altos, los hongos aumentan en número y la eliminación de escamas de la piel disminuye. De esta forma, el hongo crece y forma pequeñas colonias en la superficie de la piel. Dichas colonias afectan al proceso de pigmentación de la piel, dando lugar a manchas claras, ya que este organismo produce ácido azelaico, que reduce la producción de melanina e inhibe la transferencia de ésta a las células de la epidermis. En los climas templados la infección desaparece en los meses fríos y secos del año.

¿Cómo se diagnostica?

Es una enfermedad muy fácil de diagnosticar por sus características clínicas. En los casos difíciles se examinan las escamas al microscopio para ver el hongo o se ve la fluorescencia de las manchas con rayos ultravioleta.

Tratamiento pitiriasis

La infección se trata muy fácilmente con cremas o pastillas, pero las recaídas son frecuentes.

  • Sulfuro de selenio: Humedezca la piel y aplique la solución de sulfuro de selenio desde el cuello hasta encima del vello púbico. Espere 10 minutos y retire la solución con una ducha. Debe hacerse tres veces a la semana durante tres semanas. Junto a esto, aplique la solución como champú una vez a la semana durante tres semanas. El sulfuro de selenio está contraindicado en el embarazo.
  • Cremas antifúngicas: Estas cremas se aplican encima de las manchas dos veces al día durante cuatro semanas. Si se hace tratamiento conjunto de estas cremas con sulfuro de selenio, se aplican tres veces semanales, dos veces al día.
  • Ketoconazol / Itraconazol oral: Produce remisiones más duraderas y menos recaídas que los tratamientos anteriores.

 

Los pacientes que han terminado el tratamiento son en ocasiones examinados con rayos ultravioleta. Debe tener en cuenta que tras el tratamiento pueden quedar manchas blancas, aun estando curado. Si se confirma con rayos ultravioleta que no existe fluorescencia de las manchas, éstas desaparecerán progresivamente a los pocos meses o cuando tome el sol. Si el paciente sufre recaídas continuas se requiere un tratamiento preventivo.

 

Tratamiento de la pitiriasis en Valencia – Clinicaserrano.com





    Pedir Cita

    Su nombre (requerido)

    E-mail (requerido)

    Teléfono

    He leído y acepto la política de privacidad y cookies y el aviso legal de esta Web (requerido)

    Escriba el texto: captcha